Tras la resaca del evento de mayor expectación en USA: la final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), toca contabilizar el impacto no solo en la sociedad americana, sino también en las redes sociales, especialmente Twitter.

La actuación de Beyoncé en el descanso del partido entre los Ravens de Baltimore frente a los 49ers de San Francisco,  puede ser un dato que a priori pueda parecer el más relevante a nivel social, dada la expectación que levanta la actuación cada año, pero en Nurun nos quedamos con la asombrosa capacidad de reacción de la marca Oreo durante el apagón y de la cantidad de interacciones que se registraron en Twitter.

Pero vayamos por orden. A nivel de audiencia tradicional, la Super Bowl del pasado domingo fue más baja que la de 2012, situándose la final de 2013 como la tercera edición con más televidentes de la historia. Es decir, 108,4 millones de espectadores en 2013, 3 millones menos que el año anterior.

¿Pero qué ocurrió en Twitter?

El microblogging se ha convertido en la herramienta más potente para expresar opiniones y comentarios en tiempo real con un alcance mundial. En este caso se contabilizaron  24,1 millones de tweets, cifra que supera con creces la del pasado año que situaba en torno a los 13 millones. Twitter crece de manera acelerada en usuarios y por lo tanto en volumen de comunicaciones, y como resultado: esta plataforma incendia cada edición de la Super Bowl.

El caso Oreo

Publicidad en tiempo real, así se podría calificar la acción que llevó la marca Oreo en pleno apagón de la Super Bowl. Inesperadamente y durante 30 minutos el estadio quedó a oscuras ¿cómo podemos aprovechar un elemento negativo como es un apagón para promocionarnos? debieron pensar los chicos de Oreo. En cuestión de segundos el equipo reaccionó y decidió publicitarse en Twitter de una manera muy especial.

Bajo el formato de tweet la marca aprovechó la situación en el minuto 12 de oscuridad: “Power  out? No problem. You can still dunk in the dark” es decir “¿Apagón? No hay problema, todavía puedes mojar en la oscuridad” Este gesto sencillo se convirtió en viral con un alcance de más de 16.000 retweets a coste cero. Muy lejos de las millonarias cantidades que se invierten en publicidad durante la Super Bowl y con resultado francamente similar.

Estos hechos nos han hecho reflexionar, acerca de las conclusiones que podemos obtener tras evaluar las cifras. Un tweet convertido en protagonista, la sabia y rápida toma de decisión de una gran marca ante una situación de adversidad, la apuesta por grandes eventos como plataforma de publicidad… ¿qué conclusiones sacas tú?