Uno de los mejores libros que he leído en estos años es “Una Nueva Mente” de Daniel H. Pink.  El autor describe cómo el mundo está en plena transición de la “era de la Información” a la “era Conceptual”, lo que conlleva adaptarnos a una forma de pensamiento y mentalidad muy distinta a la que regía hasta ahora.

Dentro de estos cambios, Pink nos explica como la sociedad y la economía, hasta ahora dirigidas por la lógica, el enfoque analítico, secuencial cuasi “informático” que ha sido clave en la era de la información está en plena transición a una  economía y a una sociedad que han de ser construidas desde otras capacidades como la empatía, creatividad, la inventiva, y/o visión más holística que regirán en esta nueva era conceptual.

La era “Conceptual”

grafico_era_conceptual

El autor habla que el futuro pertenecerá a personas con un tipo de mentalidad muy distinta a la que prevalecía en la era de la información, en la que ya no rige solo la mentalidad analítica y los MBAs, sino más bien se buscará un enfoque a artistas, diseñadores, inventores, humanistas y pensadores holísticos.

Muchas de las razones están relacionadas a que vivimos en una época de enorme abundancia, automatización y globalización en la que la producción y los trabajos más mecánicos no aportarán ningún valor en Occidente, ya que todo puede ser producido a mucho menor coste en Asia.  Todo eso conlleva a una sobre producción y exceso de oferta de productos y servicios, en la que lo puramente “funcional” y/o la producción sean considerados de escaso valor añadido o un mero aspecto básico a la hora de comprarlo.  Sin embargo, otros factores como el diseño, la experiencia ofrecida y/o la empatía en el servicio cobren un valor fundamental para las empresas y usuarios a la hora de diferenciarse

Basta con mirar la oferta en teléfonos móviles, donde la función es sólo un elemento más, mientras el diseño  la experiencia de uso de algunos como el iPhone los conviertan en objetos de deseo.  Esto no sólo ocurre en el diseño de productos, sino también en el diseño de servicios, dónde la propia experiencia e interacción a través de los múltiples puntos de contacto son vitales para tener éxito.

High Concept & High Touch en la era del Conocimiento

El autor nos describe dos aspectos que conllevan una nueva forma de pensar y aportar valor, siendo:

High Concept, como la capacidad de detectar oportunidades y tendencias, de crear una belleza y diseño artístico y emocional, de construir historias y narrativas que nos toquen, y poder combinar ideas que podrían parecer inconexas para crear cosas nuevas.

High Touch nos habla de la habilidad de empatizar con otras personas, de entender los comportamientos y sutilezas de la interacción humana. También habla de la necesidad humana de encontrar un sentido a la vida y ayudar a los demás a encontrar su camino.

Los nuevos perfiles

Además de buscar nuevas profesiones de orientación más creativa y/o humanista, muchos de ellos son de perfil multidisciplinar y pensamiento híbrido, acostumbrados a trabajar con ambos lados del cerebro, abordando los retos desde distintos ángulos y abriéndose a la generación de nuevas conexiones e ideas tanto en sus cabezas como con los distintos miembros con los que interactúan. En muchos casos, son personas con experiencias y estudios muy variados, con una visión y experiencia amplia en muchos aspectos, y a la vez  con un área de mayor especialización (en Nurun tenemos unos cuantos,  incluido yo, al haber estudiado Empresariales y Bellas Artes hace más de 20 años).

Las formas de trabajo también están cambiando radicalmente.  Se promueve una forma de trabajo en equipos multidisciplinares, idealmente junto con los clientes, tanto en las fases iniciales de investigación o inspiración, hasta el propio trabajo de campo e interacción con los usuarios. También en las fases de ideación, co-creación y diseño; así como en las posteriores de prototipado e implementación.  Esto se suele hacer adaptando nuevas metodologías como lo puede ser el Design Thinking, modelos de Lean innovation,  las técnicas de ideación y co-creación, o la construcción de modelos de negocio.

A su vez, vemos como empresas mas alineadas con esta era Conceptual como IDEO, Frog Design, Continuum, Fjord o nuestro caso en Nurun empiezan a ofrecer unas soluciones de este tipo de enfoques, perfiles y metodologías, ocupando un espacio que antes lo ocupaban otro tipo de consultoras estratégicas.  Es interesante ver como Accenture acaba de comprar a nuestro competidor Fjord.

Poco a poco  empezamos a ver este tipo de perfiles en las empresas, aunque aún es incipiente en España.  Suelen estar en las áreas de innovación, y lentamente vamos viendo un incremento en puestos directivos, consejos o el máximo nivel, como pudo ser el caso de Steve Jobs, el mejor ejemplo de este tipo de perfil.

¿Cómo afecta a la educación y a las empresas?

No estamos hablando del futuro, sino de mundo en que vivimos hoy en día.  John Maeda, Presidente de la prestigiosa Rhode Island School of Design, indica que el futuro del desarrollo económico global dependerá en gran medida de una migración desde las profesiones enfocadas al razonamiento y la lógica (CTIM) a profesiones holísticas que define como (IDEA)

Era de la información
CTIM
Era Conceptual
IDEA
Ciencias Intuición
Tecnología Diseño
Ingenieria Emoción
Matemáticas Arte

Si bien todo esto parece muy radical, este cambio ya esta ocurriendo en muchas Universidades y empresas. Incluso en la creación de programas mixtos. Desde la propia Universidad de Stanford, en la que cada día acerca más su Escuela de negocios a la Stanford d.School (escuela de diseño) o el Imperial College de Londres, máxima cuna de la ingeniería, ofreciendo cursos mixtos con el Royal College of Art, por poner algunos ejemplos.

En España tenemos una gran oportunidad de recuperar los puesto de liderazgo en innovación, y para esto debemos abordar los cambios necesarios tanto en los centros educativos y culturales como el los profesionales para formar personas multidisciplinares que hayan desarrollado una forma de pensar más holística. Personas que sepan ver los proyectos en su totalidad, y puedan establecer nuevas conexiones e ideas desde sus experiencias y conocimientos.

Para esto, debemos fomentar un nueva forma de enseñanza y pensamiento que potencie el desarrollo de las capacidades más creativas y holísticas que todos tenemos en nuestro lado derecho del cerebro.   En “Una nueva mente”, el autor define 6 aptitudes esenciales para esta era Conceptual que son: Diseño, Narrativa, Sinfonía,  Empatía, Juego y Significado, de los cuales hablaré en el siguiente post.

@SebasCavanagh

* Este post contiene extractos del artículo “Pensamiento Híbrido: El Futuro de las organizaciones Innovadoras” que escribí junto a Jon Elejabeitia y fue publicado en la revista “Harvard Deusto Business Review” en Diciembre de 2012.