La semana pasada escribí sobre “Una Nueva Mente” de Daniel H. Pink, en el que describe como estamos en plena transición de la “era de la Información” a la “era Conceptual”, lo que conlleva adaptarnos a una forma de pensamiento y mentalidad muy distinta a la que regía hasta ahora.

Pink describe 6 habilidades vitales de nuestro lado derecho del cerebro que todos debiéramos aprender para desarrollar una mentalidad más holística y creativa, y complementar así nuestras capacidades de pensamiento analítico y secuencial más propias de la “era de la Información”:

1 2 3 4 5 6
Diseño Narrativa Sinfonía Empatía Juego Significado

El Diseño

El diseño en sí mismo en una habilidad que utiliza ambos lados del cerebro, ya que su fin es tanto la utilidad (funcional) como el significado que trasciende lo puramente funcional (ej. lo estético).

“Un buen diseño es una actitud renacentista que combina tecnología, ciencias cognitivas, entender las necesidades humanas y la belleza para producir algo que el mundo desconocía que le faltaba.” Paola Antonelli, Comisaria de Arquitectura y Diseño, Museo de Arte Moderno (MOMA)

Hoy no es suficiente con crear un producto, servicio o experiencia basado puramente en su funcionalidad.  Debemos diseñar cosas que además de ser funcionales contribuyan desde su aspecto o belleza y a su vez creen un vínculo emocional con el usuario.

Y no sólo hablamos de estética, sino que el diseño tiene una enorme repercusión en la estrategia y los resultados económicos de las empresas.  Según un estudio realizado por la prestigiosa “London Business School”,  por cada 1% de ventas invertido en diseño de productos,  las ventas y beneficios de las mismas subían una media del 3 al 4%.

La Narrativa & el Storytelling

Vivimos en un mundo saturado de datos e información. Ya no nos vale una argumentación solamente enfocada en base a datos, ya que muy probablemente los olvidemos inmediatamente.  La esencia de la comunicación, de la persuasión y del entendimiento se basa en construir una buena narrativa o “storytelling”.

Somos nuestras historias. Comprimimos años de experiencias, pensamientos y emociones en unas pocas narrativas que contamos a los demás y a nosotros mismos.

Las historias son más fáciles de recordar, porque es a través de las narrativas e historias como recordamos. Casi todas nuestras experiencias,  conocimientos y pensamientos están organizados a través de historias. Por esto mismo, las historias y el “storytelling” son vitales porque en una narrativa la persona recibe la información y el contexto, encapsulando tanto la propia información transmitida como el conocimiento en un contexto determinado, todo esto unido a través de las emociones generadas.

La Sinfonía

Venimos de una época en la que la especialización y el foco eran claves.  Hoy en día es necesario tener una visión amplia, ver el cuadro global o  “Big Picture”.

La sinfonía nos habla de la habilidad de unir las piezas (¿os acordáis del unir los puntos de Steve Jobs?), de sintetizar y no de analizar, de ver las relaciones entre diversos aspectos o disciplinas, e incluso de entender las relaciones entre las relaciones –lo que podríamos llamar pensamiento sistémico u holístico-, y a partir de ello ser capaces de crear cosas que no existían.

“La única habilidad cognitiva que distinguía a los líderes estrella de los demás era su capacidad de reconocer patrones, su capacidad de pensamiento holístico (big picture) que les permitía elegir las tendencias relevantes y llevarlas a escenarios futuros”.
Daniel Goleman, en un estudio a 15 grandes Corporaciones.

La Empatía

Vivimos en el mundo de la lógica, ya que es algo que nos hace humanos. Sin embargo, debemos ir mucho más allá, y entender el porqué la gente se comporta de una manera u otra, que les hace emocionarse, y/o preocuparse por los demás.

“El liderazgo implica empatía. Es tener la habilidad de relacionarte y conectar con personas con el propósito de inspirarles y empoderarles”

Oprah Winfrey

La empatía es la capacidad de imaginarse en la posición de la otra persona e intuir lo que la persona está sintiendo. Ponerse en sus zapatos, ver con sus ojos, sentir con su corazón.  La empatía esta muy relacionada con las emociones. Es poder sentir lo que la persona está sintiendo.  Esto se aplica a todos los ámbitos de nuestras vidas, tanto en lo profesional como en la sociedad.

El Juego

Existe una extensa documentación mostrando cómo el juego, la risa, el enfoque con mas liviandad trae grandes beneficios para la salud y para las empresas.  En esta era conceptual, debemos aprender a trabajar incorporando el juego.

El concepto de “juego” está siendo utilizado cada vez más en las empresas,  ya que se ha probado que el Homo Ludens (persona que juega) esta siendo tan efectivo como el Homo Sapiens (persona de conocimiento) a la hora de hacer el trabajo.   A su vez, la habilidad de jugar tiene un enorme impacto en nuestras vidas, manifestándose a través del propio juego, el humor y la alegría.

En la actualidad, muchas empresas han incorporando estas actividades como parte de su cultura y/o formación ejecutiva. Como nos indica el Wall Street Journal, más de 50 corporaciones del tamaño de Nokia, Alcatel o Daimler-Chrysler han realizado talleres de “Lego Serious Play” para sus máximos ejecutivos.

El Significado

Estamos en una época de gran abundancia y acumulación de bienes.  Sin embargo, cada vez  hay más personas que buscan un mayor sentido y trascendencia en lo que hacen, así como poder dejar una huella con significado.

En esta era Conceptual vemos como se está produciendo un cambio gradual desde los “valores materiales”, en la que se enfatizaban los valores económicos y de seguridad, hacia unas prioridades “postmaterialistas” en las que se busca la expresión individual y la calidad de vida.

“La mayor necesidad del hombre no es obtener placer o evitar el dolor, sino el encontrar sentido a su vida”
Viktor Frankl

El Dr Seligman, fundador de la escuela de psicología positiva nos describe como existen 3 tipos de felicidad. Al primero le llama la felicidad derivada de tener una “Vida Placentera”, en la que se tienen emociones positivas en la vida en general.  El siguiente nivel sería tener una “Buena Vida”, en la que uno puede utilizar sus mayores capacidades para obtener gratificación en distintas facetas de su propia vida.  Sin embargo, también nos habla de un tercer nivel de felicidad,  la llamada “Búsqueda del significado de la vida”, a la que se llega cuando la persona puede utilizar sus dones poniéndolos al servicio de algo más grande que su propia existencia.

Creo que la capacidad de desarrollar estas 6 habilidades harán que todos podamos construir un mundo mejor.  Es lo que estamos intentando hacer desde Nurun.

@SebasCavanagh